Aquella angustia somnoliente

!Ya es suficiente con los grillos! No soporto más ese afán de escándalo que trae usted, mujer necia. Me aturden sus ruidos sin voz. Se lo digo y espero no lo tome a mal, pero de verdad que esa oscuridad bajo su falda no me preocupa más que el estúpido abejón que insiste en estrellarse contra la ventana de mi cuarto.

Read more: Aquella angustia somnoliente

¿Y si nos damos un tiempo?

 

 

-¿Y si nos damos un tiempo?-
La pregunta quedó flotando en el aire junto al perfume de ella, el mismo que hacía algún tiempo atrás le había regalado.
Los ojos de ella parecían no entender la pregunta recién lanzada como una granada de mano e intentó articular una frase, pero se la tuvo que tragar con el resto de la saliva que le hacía el nudo en la garganta.

Read more: ¿Y si nos damos un tiempo?

Músicos (Extracto de la novela Gog)

Giovanni PapiniGog es la novela más emblemática del escritor Giovanni Papini. El autor, nos lleva a un asilo mental  donde él personalmente conoce a Gog y lo describe como un hombre horrible pero sumamente interesante.

En Gog el antagonismo entre un hombre brillante y un salvaje es evidente, Gog tiene los mejores y los peores rastros de la humanidad en sí. Gog le entrega a Papini manuscritos, Papini no tiene tiempo de devolvérselos porque Gog huye hacía otro hospital lejano, lo cual ya es costumbre en él. Luego de años de pensar que hacer y leer las memorias de Gog, Papini decide publicarlas eliminando algunas demasiado repugnantes, nos dice que leeremos cosas admirables y otras verdaderamente sádicas que él personalmente repudia pero que considera debe publicar para que todos aprendamos incluso de la desgracia de Gog.


Músicos es uno de sus primeros capítulos, realmente imaginativo y creativo, logra transportarnos a un escenario maravilloso y real.


MÚSICOS
New Parthenon, 26 abril

Cuando se supo que yo era protector de las artes vino a ofrecérseme un músico macedonio.
Tenía una cara triangular coronada por un gran mechón de cabellos rubios. De altísima estatura, su capa de color ortiga apenas le llegaba a las rodillas.

Read more: Músicos (Extracto de la novela Gog)

Un último encargo

Un último encargoEl cigarrillo rubio se consume en el cenicero. La mirada también, perdida en el escenario donde el pianista toca una canción perdida. Su dueño jamás la encontraría allí. La luz no merece ese nombre y el humo podría ser teñido para hacer cortinas. De castillo. De telón. Está seguro que alguien está llorando en algún rincón. Es un buen sitio para esconderse. Quizás por eso le gusta tanto. La persona más cercana está a menos de dos metros de distancia y a mil pensamientos de sus brazos.

Read more: Un último encargo

La luz aromática que llevaría tu nombre

LuzDescendieron cuatro luces: una negra, otra ciega, otra errante y la luz aromática que llevaría tu nombre. Bajaron y se limpiaron con arenas húmedas a la orilla del mar, luego se perdieron; muchos narradores han dicho que la primera se perdió en oriente, la segunda en el mar de Suez y la tercera se extravió en busca de la cruz de malta.

Es absurdo, no podemos determinar con certeza donde se extraviaron, de ser así, de haber tenido datos tan concretos y documentados como narran los historiadores, no estarían perdidas.

La cuarta luz, la luz aromática, se perdió jugando a perseguir gotas de agua. Era un juego, una diversión. Le parecían seres mágicos capaces de caer con fuerza, penetrar en la tierra y volver a saltar haciendo figuras extrañas. Fue bajo ese encanto que una tarde de aguacero llegó a mi patio, supongo buscando refugio del gato de la vecina. Mi perro no era amigo de objetos extraños, pero es viejo y se limitaba a ladrarle al punto luminoso que recorría el patio en busca de techo.

Read more: La luz aromática que llevaría tu nombre